Nintendo Switch, el verdadero sucesor del Wii

Armando Soto/ marzo 1, 2017/ Editorial, Featured, La Noticia de la Semana, Móvil, Nintendo, Noticias, Próximos Estrenos/ 0 comments

Hace una década el mundo entero se maravilló con el Wii, la consola casera más vendida en la historia de Nintendo. 6 años después, el Wii U llegó al mercado como una serie de brillantes ideas mal ejecutadas acompañadas de una campaña de marketing desastrosa. Hoy, todos estamos listos para recibir al Switch.

El próximo viernes 3 de marzo, recibiremos por fin la nueva consola de la casa de Mario, el Nintendo Switch.

“Wii would like to play”

 

Cuando el Wii se apoderó de los hogares,  cambió el gaming como lo conocíamos. No se trataba simplemente de sus controles de movimiento, aunque estos eran el alma del dispositivo. En una era en la que la innovación en los videojuegos se regía por la cantidad de polígonos y pixeles, Nintendo se atrevió a apostar por lo diferente y triunfó.

“El único sistema de nueva generación que he visto es Wii; PS3 y Xbox 360 se sienten como versiones mejoradas de sus predecesores, el mismo sistema de juego pero mejorado. Sin embargo Wii parece dar un mayor salto, no es que los gráficos sean más potentes, sino que es completamente diferente” —Wiil Wright, creador de Los Sims.

Debido al exito del Wii, Nintendo pecó de soberbia y colocó las expectativas para el Wii U en un nivel muy alto. No es que la consola sea mala, pero definitivamente no supieron vender la idea de una experiencia de juego a dos pantallas. Lo que terminó de condenar al Wii U fue que para su último año de vida, el gamepad —gimmick principal del hardware— era totalmente opcional y fue relegado a la triste función de pantalla extra.

Teníamos entonces una consola sin apoyo de third parties y sin un elemento que la caracterizara por encima de las otras —porque tecnológicamente siempre fue inferior—, con geniales exclusivas, pero que llegaron muy tarde a un aparato que jamás logró superar su accidentado lanzamiento.

 

 

Algo que no ha pasado desapercibido para nadie desde la presentación formal del Nintendo Switch fue que está se enfocó en vendernos los Joy-Con, los controles que acompañan la tableta —que en esencia es la consola— y que puedo decir ya, son la evolución natural que Nintendo nos negó con el Wii U.

“How U will play next”

Gran parte de la arrogancia de Nintendo con el Wii U se vio reflejada en el uso reciclado de los controles de su consola anterior, el Wii. Podías usar cualquier Wii Mote para los títulos de Wii U, y aunque en principio el Gamepad era una gran idea, tiene muchas fallas de diseño. En una época dónde las tablets comerciales son económicas, accesibles y delgadas, un control que además de aparatoso requería forzosamente permanecer cerca de la consola, no fue atractivo para ningún público.

El diseño del Switch, por otra parte, es tan ingenioso y polifacético que se ha ganado los elogios de analistas, prensa y muchas personalidades de la industria. Switch es ligero y apenas más grande que los celulares más exorbitantes en el mercado, en un mundo en el que la mayoría de las personas juegan en sus teléfonos, la nueva consola encaja incluso mejor que el 3DS.

Rumble HD, detector de cercanía, cámara infrarroja, sensor NFC… ¿Que clase de brujería es esta?

Toda la tecnología de Wii y Wii U es optimizada y llevada a un verdadero siguiente nivel, no se trata de un Wii HD, ni de un accesorio más; Switch es una verdadera consola de nueva generación. Los controles Joy-Con por si mismos son piezas de ingeniería que llevan el concepto presentado por los Wii Motes un paso adelante y no hacia los lados como sucedió con el gamepad.

 

A Switch in gaming

Cambiar la forma en la que jugamos ha sido la carta fuerte de Nintendo por mucho tiempo, pero su error con el Wii U fue querer imponer además la forma en la que se programan juegos. La inversión para crear juegos que ocuparan dos pantallas simultáneamente es mucha en tiempo y esfuerzo, funcionó en el DS y 3DS, pero el numero de equipos vendidos justificó cada desarrollo. Con el Wii U, no sólo existía este reto, además había que hacerlo en HD.

Si los desarrolladores abandonaron el barco del Wii U fue precisamente por lo demandante del sistema; su poder inferior y la exigencia de características especiales para el gamepad sumado al pobre arranque en ventas, ahuyentó cualquier esfuerzo de llevar las franquicias third parties más populares, pues no había garantía de obtener ganancias con versiones para esta consola.

El Switch dejó de lado completamente la idea del juego a dos pantallas y se enfocó en lo importante: portabilidad, multijugador, controles sencillos y muchas formas de jugar.

 

El sueño de todo gamer, juegos de consola de forma portátil.

 

Hacia mucho tiempo que el mercado no recibía con tanto entusiasmo una nueva consola, hacia tiempo que la misma Nintendo no tenia entre sus manos el lanzamiento de un sistema con tanta expectativa y aunque algunas reseñas han sido no necesariamente halagadoras, la emoción es generalizada, Nintendo evitó a toda costa repetir el error que condenó al Wii U. Todo el mundo sabe que una nueva consola está en camino, todo el mundo sabe que su nombre es Switch, nadie la confunde con un sistema anterior ni con un periférico extravagante.

El panorama es brillante y alentador para esta pequeña pieza de hardware, Nintendo esperamos lo mejor de ti… Bienvenido seas Switch.

 

 

About Armando Soto

Chief Editor. Entusiasta de los jueguitos desde pequeño, sobreviviente de una severa adicción a las arcades en su adolescencia y ahora dizque adulto mas o menos funcional. Estudió ciencias de la comunicación y se especializó en publicidad pero aprendió todo lo que sabe de periodismo en las calles.