[Reseña] COLOGNE RACING: EL JUEGO DE CARRERAS QUE NO COLONIZÓ NUESTRA ATENCIÓN

Zik Drakull/ junio 20, 2018/ PC, Reseña, Trailer/ 0 comments

Cologne es un juego Indie de carreras futuristas desarrollado por Nhneno Games, un pequeño desarrollador independiente con mucha pasión pero poca experiencia. Cologne nos pone a competir en motocicletas con un estilo que le resultara familiar a aquellos fans de Tron , conduciremos estos vehículos decorados con luces neón a lo largo de 28 pistas que asemejan tuberías, situadas en distintos planetas a lo largo de la galaxia.

Cologne tiene 3 modalidades de juego:

  • Sprint: una carrera de un punto a punto a lo largo de las cilíndricas pistas.
  • Track: una carrera convencional de múltiples vueltas 
  • Drag: una carrera de punto a punto donde tendremos que cambiar las velocidades de nuestro vehículo manualmente. 

El título comienza con un tutorial que te explica y muestra los 3 modos de juego disponibles, posteriormente puedes elegir entre Campaña o Multijugador; pese a que nos sorprendimos por la inclusión de una modalidad para competir en línea, no encontramos a ningún jugador con el cual probar esta característica. Siendo el caso jugamos la Campaña, aquí la historia se desenvuelve en una distopía futurista donde este tipo de carreras se volvieron tan populares, que la colonización de planetas se lleva a cabo ganando dichas carreras.

Otra de las características disponibles es la personalización, podremos cambiar el color de nuestro conductor y nuestra moto, además de la posibilidad de mejorar nuestro vehículo. Lamentablemente el colorido juego se vuelve monótono pues las pistas varían muy poco y las cinemáticas al principio de cada carrera se vuelven tediosas y sin sentido, puesto que lo único que verás serán las mismas tuberías neón en las 28 pistas disponibles.

Cologne

Tras tener la oportunidad de poner nuestras manos en este colorido título, nuestra experiencia pasó rápidamente de la curiosidad y el reto a la frustración.

El mayor problema de Cologne es la distribución y frecuencia de los obstáculos y power ups en contraste a la maniobrabilidad de las motos, será sumamente difícil esquivar a tiempo muchos de estos obstáculos, los saltos para evadirlos son tan cortos que es sumamente difícil coordinarlos y todo esto termina por dañar el objetivo principal de correr a toda velocidad, en distintas ocasiones no podrás pasar más de unos cuantos segundos sin chocar contra alguna caja o pared.

A esto se suma otra frustración ¡los bugs! ya que cuando colisionas puede que salgas disparado del circuito o simplemente quedes flotando sin control, cuando esto ocurre, en el mejor de los casos lo resuelves presionando la tecla “R” para hacer reaparecer tu motocicleta , pero puede fallar en más de una ocasión y la única solución es reiniciar la carrera desde el principio, con presentación y todo.

La Inteligencia Artificial también tiene muchos problemas para avanzar a lo largo de los extraños circuitos, lo cual nos ayudará un poco, pero muy poco.

El modo de juego Drag trae aún más dificultad al tener que manipular las velocidades manualmente, mientras lidiamos con los mismos problemas antes mencionados. Este énfasis en administrar y mantener aspectos de tu moto durante la carrera es interesante, tienes que regular la temperatura de tu vehículo, puedes activar un pequeño turbo, se te indica el daño que puedes soportar y la cantidad de combustible que tienes para poder correr a “toda velocidad”.
En definitiva con todo eso dicho podemos decir que es un reto, pero no uno que muchos jugadores disfruten.

VEREDICTO

Cologne tiene potencial, pero por desgracia no es una buena experiencia y se siente como un proyecto incompleto, es evidente que necesita mucho trabajo para llegar a tener una jugabilidad o concepto que le de una personalidad y presencia mayor en un mercado con tantas propuestas originales y mejor ejecutadas por otros títulos Indie.