Aún con fallas lo queremos: Rainbow Six Siege: Outbreak.

Zik Drakull/ marzo 14, 2018/ eSports, Featured, Noticias, PC, PlayStation, Reseña, Xbox/ 0 comments

El nuevo DLC de Tom Clancy’s Rainbow Six Siege: Operation Chimera es la octava expansión del juego base. Incluye 2 nuevos operadores de ataque, León y Finka, que vienen preparados para el peligro biológico al que nos enfrentaremos en Outbreak. 

Lo que nos gustó

Esta nueva modalidad cooperativa, que estará disponible por tiempo limitado funciona así: coloca a 3 jugadores abriéndose paso por hordas de zomb… ehm, de humanos infectados por un parásito espacial. A muchos les recordará juegos como Left4Dead, lo que es bien recibido como un variado y novedoso cambio en Siege.  Las olas de enemigos aparecen en diferentes tipos, nos enfrentaremos a infectados normales, los cuales se lanzarán sobre ti con sus púas y garras; infectados kamikaze, que destruirán muros, barricadas o a ti mismo si dejas que exploten cerca (éstos son un dolor de cabeza); y finalmente, a los infectados “especiales” llamados Jefes.

Resultado de imagen para rainbow six siege outbreak types of zombies

Muchos juegos de zombies nos pone al control de gente común, en Outbreak podemos ver que pasaría si un equipo élite se enfrenta a esta tipo de amenaza.

Tu equipo, conformado por una limitada selección de Operadores, completará distintos objetivos a lo largo de 3 misiones: Resort, Hospital y Junkyard. Los objetivos van desde controlar una zona o extracción, hasta eliminar completamente a los infectados. Aunque tener un equipo bien coordinado es lo ideal, es un modo de juego más rápido, con menos o casi nula preparación y estrategia en comparación al modo de juego usual de esta entrega. Outbreak cuenta con 2 dificultades: Normal y Pandemia.

Lo que no nos gustó

Por desgracia, este modo de juego no esta a la altura de quienes lo inspiran, pues cae fácilmente en lo repetitivo sin aprovechar el potencial que tiene el modo de juego de infiltración o defensa que caracteriza a la franquicia. Los enemigos, cubiertos en una especie de roca brillante, provistos de garras y un aspecto atemorizante, resultan a pesar de ello, difíciles de distinguir debido a la paleta de colores y la oscuridad de los escenarios que en un survival horror puede ser natural, pero no en un shooter de estrategia.

Imagen relacionada

Se siente muy Left4Dead pero sin lo divertido

Se echa de menos varias características de juegos con este estilo, por ejemplo, poder disparar mientras te han derrumbado o tener un ataque cuerpo a cuerpo más efectivo, sin embargo, uno de los mayores defectos de Outbreak es la falta de compañeros de IA, lo que ocasiona que si algún jugador abandona la partida, el equipo caerá en desventaja rápidamente.

Lo más interesante

Junto a esta actualización llegaron dos nuevos operadores, León y Finka, que vienen con 2 rifles de asalto nuevos, el V308 y el Spear .308. Las habilidades únicas de estos dos son, en definitiva el punto fuerte de la expansión, su utilidad para cualquier modalidad de juego hará que quieras tenerlos en tu equipo o por lo menos echarles un vistazo: León cuenta con un dron que detectará a los enemigos resaltando su contorno a través de las paredes para todo tu equipo, mientras que Finka le da al equipo un aumento temporal de salud que además reanima a distancia a sus compañeros heridos en combate.

Para los que gustán de la personalización, Operation Chimera trae 2 skins de armas y el set Sidewinder Elite para la Operadora Ash.
Esta actualización también incluirá balance en algunos operadores como Ela, Kapkan y Blitz, además de pequeños ajustes en el balance general de la salud, recargas, y algunos otros más.

Pese a sus fallos, Rainbow Six Siege: Operation Chimera es una interesante y fresca adición al popular juego que no deja de darnos horas de diversión táctica con otros jugadores.