No habrá juego de realidad virtual de Assassin’s Creed

Recientemente se reportó que Ubisoft estaría trabajando en un título para dispositivos de realidad virtual —HTC Vive y Oculus Rift— de una de sus franquicias más famosas y queridas, Assassin’s Creed. Lamentablemente dichos reportes son falsos.

El rumor nació gracias a que el desarrollador Matt Stenquist, quien trabaja en Ubisoft París, subió a su portafolio en linea su trabajo en un proyecto de juego tipo “escape room” de Assassin’s Creed para Oculus Rift y HTC Vive. El reporte señalaba que este juego sería multiplayer y llevaría por titulo Assassin’s Creed: Da Vinci’s Workshop. Como podría suponerse pondría a los jugadores en el papel de miembros de la orden de los asesinos que tendrían que resolver diversos acertijos en el taller de Leonardo Da Vinci.

El juego existe, pero desafortunadamente no existen planes de Ubisoft para lanzarlo al publico general. Resulta que Assassin’s Creed: Da Vinci’s Workshop no es más que un proyecto escolar, una colaboración entre la universidad NHTV de Breda, Países Bajos y Ubisoft con el fin de darle la oportunidad a los estudiantes de trabajar con una ip de renombre, explorar las posibilidades de la realidad virtual y generar un portafolio más interesante.

 

El trabajo de Matt Stenquist incluye pantalla de título, iconos de comunicación entre jugadores y menú principal.

 

El proyecto ni siquiera está terminado y los videos al respecto fueron retirados de YouTube. Ubisoft ya ha mostrado su entusiasmo por el desarrollo de juegos en realidad virtual, pero hasta el momento no se conoce ni ha anunciado que alguna de sus más populares propiedades intelectuales vaya a recibir dicho tratamiento.

Esperamos que con la atención que recibió este pequeño proyecto escolar Ubisoft recapacite y considere entregarnos experiencias inmersivas en los mundos de Assassin’s Creed, Watch Dogs, Far Cry o incluso los Rabbids de Rayman.

 

 

About Armando Soto

Chief Editor. Entusiasta de los jueguitos desde pequeño, sobreviviente de una severa adicción a las arcades en su adolescencia y ahora dizque adulto mas o menos funcional. Estudió ciencias de la comunicación y se especializó en publicidad pero aprendió todo lo que sabe en las calles.