Videojuegos sin diversidad; la industria sigue siendo de hombres blancos

Una cosa es la correcta representación y otra, la aplicación de políticas de diversidad e integración en la industria.

Según un reporte reciente, las compañías de videojuegos no están adquiriendo una fuerza de trabajo lo suficientemente incluyente, no obstante la creciente demanda entre los empleados de admitir a más mujeres y minorías.

En la encuesta de satisfacción para desarrolladores de 2017 de la International Game Developers Association, lanzada el día de hoy, el 81% de los desarrolladores estuvieron de acuerdo en que la diversidad en el lugar de trabajo es “muy importante” o “importante”, más del 78% que arrojó la misma encuesta durante 2016 y el 63% del año 2015. Sólo un 42% de los encuestados afirmaron que la industria ha incrementado su diversidad desde los últimos dos años, lo que representa un retroceso respecto al 47% que lo afirmó en 2016.

Cuando se les preguntó por un solo factor que pudiera asegurar el futuro crecimiento y éxito del gaming, el 21% eligió “más diversidad en el contenido de los juegos”, seguido de cerca por “mejora en el diseño de los juegos”, con el 22%. Entre los empleados de tiempo completo que fueron encuestados, el 14% aseguró que su compañía carece de políticas dirigidas exclusivamente a mejorar la diversidad o igualdad. Un adicional 25% no sabía si su compañía contaba con las políticas antes mencionadas. Entre los desarrolladores cuyas compañías cuentan con políticas orientadas a la diversidad/igualdad, solo el 56% afirmó que éstas estaban siendo aplicadas correctamente.

Latinos, negros y mujeres son minoría en la industria

61% de los encuestados se identifican como blancos, 18% de ellos eran de Oriente Medio o asiáticos (con una cantidad sobresaliente de personas de Taiwan), seguidos por un 5% de personas hispánicas o latinas. Las personas negras o afroamericanas constituyeron sólo el 1% de la encuesta. El 42% de ellos son de Estados Unidos.

En cuanto a cuestiones de género, el reporte arroja lo siguiente: “Los encuestados fueron predominantemente hombres (74%). Solo el 21% se identifican como mujeres, 2% se identificaron como mujeres trans, y menos del 1% se identificaron como hombres trans. Un 2% adicional se considera otra opción”. 81% de los encuestados se identifican como heterosexuales, un 5% como homosexuales, 11% como bisexuales, y 3% como otra orientación.

Esta encuesta fue realizada por 963 personas alrededor del mundo, con una mayoría de personas del 42% basadas en Estados Unidos, seguidas por Taiwán, Canadá y Australia.