Te mintieron, la adicción a los videojuegos no es una enfermedad reconocida.

Jvana Neri/ enero 3, 2018/ Editorial, Featured, La Noticia de la Semana, Noticias, Rumor/ 0 comments

El Gaming está siendo difamado por los medios de comunicación… Otra vez. Para sorpresa de nadie. En los últimos días, se ha podido leer en varios medios, algunos de ellos tan imponentes a nivel internacional como la BBC o de gran cobertura local como SDP Noticias, que la Organización Mundial de la Salud ha reconocido como una enfermedad mental el “desorden del juego” o “gaming disorder”.

La nota no menciona los detalles importantes de este proceso y da por sentada la publicación del manual de salud de la OMS.

Esta noticia es falsa, pero goza de enorme credibilidad e inmediata atención, por razones que escapan a mi entendimiento. ¿Será posible que aún hoy los videojuegos se perciban ante la mayoría de la población como un peligro?  Ahondando en el problema, el “desorden del juego” se refiere a una propuesta de añadirlo a la categoría de “Disorders due to addictive behaviours” (“Desórdenes ocasionados por comportamientos de adicción”) de manual de diagnóstico ICD-11 hecho por la Organización Mundial de la Salud, que dista muchísimo de ser un reconocimiento “oficial”

Resultado de imagen para brent rambo

Los videojuegos no tienen por que ser un problema

Es importante señalar que este manual aún no se publica y se encuentra en su fase beta. La información contenida en el “borrador” de este manual no permite inferir que el “desorden del juego” se haya reconocido ya como un desorden de la salud mental, es todavía imposible que a alguien se le diagnostique con la afectación antes mencionada, y podría ser que la decisión de agregarlo o no al manual de diagnóstico no se tome pronto, ya que requiere todavía mucho trabajo de investigación y experimentación. Este manual ya ha realizado prórrogas a su publicación en más de dos ocasiones, siendo la primera fecha de publicación propuesta en el 2012.

Es importante también notar que hasta ahora, la causa de que los medios hayan comenzado a reportar incorrectamente acerca del presunto “desorden del juego” es desconocida. Destaca al respecto el trabajo de investigación y divulgación realizado por la usuaria de Twitter @PlatinumParagon, quien ha investigado las fuentes del manual de diagnóstico ICD-11 y ha contactado con diversas agencias de noticias con información veraz desde enero del 2017.

A pesar del poder económico y cultural del que goza la industria de los videojuegos, es claro que aún existen muchos prejuicios al rededor de los jugadores y sus hábitos de consumo.