CHUCKY 2019: EL MUÑECO DIABÓLICO SIN DIABLO Y SIN CHISTE — [Reseña]

Jvana/ julio 8, 2019/ Cine, Próximos Estrenos, Reseña/ 0 comments

DESPUÉS DE DESASTRES COMO “EL HIJO DE CHUCKY” HACE UNOS AÑOS, EL REBOOT NO LOGRA FAVORECER LA FRANQUICIA

Chucky es el culpable, desde hace más o menos treinta años, de desatar reacciones de horror y aversión a los muñecos pelirrojos. Ésta serie de películas que inició a finales de los ochentas definió los miedos de más de una generación.

Su premisa, no demasiado compleja, narra historias espantosas acerca del espíritu de un asesino que se encarna en un muñeco al que vuelve totalmente temible y violento. Sus películas habían sido un referente del cine de terror hasta su última encarnación, que se estrenará en México el próximo 12 de julio.

Con un argumento infinitamente más débil que inicia con la venganza de un obrero cansado de los abusos de su explotador, esta encarnación de Chucky “el muñeco diabólico” no tiene nada de diabólico y es sólo una inteligencia artificial “sin restricciones”.

LO QUE NOS GUSTÓ ✔️

Mark Hamill, el legendario Luke Skywalker y quién ya ha dado vida a personajes retorcidos como el mismísimo Joker, interpreta a Chucky. Éste actor fue de los pocos que se levantaba a trabajar durante la creación de esta cinta, ya que se nota todo el esfuerzo que puso en crear a un personaje realmente terrorífico. Su actuación supera la pobreza argumental del personaje con creces.

De la misma manera, Aubrey Plaza hizo un gran esfuerzo para dar a su personaje un poco más de lo que tenía por su propio mérito. Muy bien logrado el hecho de que su personaje realmente transmitió tanto inocencia como burla sarcástica, y desde luego, el necesario terror.

Chucky

No hay nada que el humor no solucione. A pesar de que la historia nunca llega a ser interesante y por lo mismo la película puede ser pesada, hay momentos donde su tensión se alivia con chistes ácidos pero simples que se agradecen mucho.

LO QUE NO NOS GUSTÓ ❌

Child’s Play, El muñeco diabólico o simplemente Chucky 2019, es una película predecible y sin profundidad alguna. Se entiende que quienes gustan del género quieren tener algún salto así como ver mucha sangre volar, y aunque hay algo de esto, el pretexto para presentarlo no es nada interesante.

El cambio radical en la trama respecto a la historia original no le hace ningún favor. Pasamos de tener un muñeco asesino poseído por el espíritu de un asesino real, a una inteligencia artificial mal empleada. La fobia irracional a la tecnología, los personajes bastante sosos y el comportamiento desordenado y caótico de Chucky, nada propio de un robot, le quita toda la fuerza al argumento.

La “inteligencia” artificial, que avergonzaría bastante a HAL, es un producto que parte de una gran compañía global, símil de Google o Amazon con sus diversos productos inteligentes para el hogar. De nuevo es importante recalcar la tecnofobia irracional y la insinuación de que en algún momento muy cercano, la tecnología podría volverse un supervillano.

VEREDICTO

¿Cuándo fue la última vez que viste las dos cajas del Oxxo abiertas, o que la cámara de tu celular se abrió realmente rápido cuando lo necesitabas? La tecnología avanza muy rápido, pero todavía no llega a ser temible.

Chucky reseña

Es muy claro que la nostalgia no lo es todo, y sinceramente, en este caso no alcanza a rescatar al filme. Si mueres de ganas de verla, sería mucho mejor que esperaras a que llegue a Netflix.