Capcom: Una historia de capitalismo

Capcom Capitalismo
1993, el año en que el SNES llego a mi casa por primera vez en una temporada navideña. Debido a la alta demanda de la consola y la llegada de pocas para el lanzamiento me dejaron fuera con el paquete de Super Mario World. Así que para casa compraron la consola sola, un control adicional y el famoso Street Fighter II, un juego que a mis pocos años de vida ya lo había jugado en maquinita y ahora lo jugábamos desde casa.


El juego era casi idéntico a su contraparte de máquinas, solamente que la diferencia era que dos personas no podían escoger al mismo personaje al mismo tiempo. Había un truco donde se podía escoger al mismo personaje pero con el mismo color de uniforme, no había alguna opción para usar un color distinto y lo que era mucho peor, en aquellos años no había Internet para tener el truco a la mano. Muchas personas ni se enteraron de esto, por lo cual compraron la siguiente versión pero “mejorada” que era la versión de maquina más el modo “turbo”, y si hablo de mi versión favorita que es Street Fighter II Turbo. En esencia era el mismo juego, solo que ahora ya se podía usar el mismo personaje con distintos colores desde un inicio y era posible escoger a los cuatro jefes que eran Barlrog, Vega, Sagat, y M. Bison, lo cual hacia el juego completo, aunque era horrible saber que de dos juegos que tenías básicamente uno era igual al otro, y desde ahí fue que me di cuenta que Capcom era un poco rara en lanzar juegos.
Esa experiencia con Street Fighter fue la primera vivencia entre muchas que vería venir, como las cientos de versiones de Street Fighter o años después Resident Evil y su versión Normal y Director’s Cut. Ahi vi que a Capcom le encanta sacar mil versiones de los mismo juegos pero con pequeños updates que en realidad deberían de ser lanzados desde un inicio.

Capcom hace juegos por demás excelentes, de los mejores de la industria, desde Mega Man, Street Fighter, Marvel vs Capcom, Ghosts’n Goblins, Darkstalkers, Resident Evil y demás juegos, y que tienen millones de ventas. Lo triste es que siempre esperan que los fans gasten más por cosas que deberían de venir por default, tanto que ya hasta la gente hace bromas de que mejor esperan a 1 año a que saquen dos versiones posteriores y que sea la ultra gold final ultimate edition de cualquiera de sus juegos, pero esto ¿A quién afecta?

Afecta a que los jugadores dejen de comprar los juegos en el lanzamiento, ya que tienen casi calendarizado la próxima versión en unos meses y eso genera pocas ventas de arranque y termina en la desembocadura de proyectos como los que han detenido en últimos años a Mega Man.

Entonces ¿El DLC es la solución? No. Capcom hace una de las estrategias más capitalistas en cuanto al DLC, personajes que deben de venir desde un inicio o imágenes alternativas (te estamos volteando a ver DMC) las cobra o por tiempo “limitado” da ese soporte de manera gratuito, esperando al paso de los meses sea cobrado, dando un nulo movimiento al core del juego y sin extender nada, simplemente dando lo menos y cobrando lo más.
Sinceramente espero que esto no continue con el paso de los años o con los lanzamientos próximos que se avecinan, y que se den cuenta como otros desarrolladores (de los cuales escribimos en el articulo sobre DLC) tienen métodos más funcionales en cuanto a sus paquetes y la manera de como expandir un juego.

Comments are closed.